atractivos



Callejón del Romance 

Es el único callejón en el Centro Histórico de Morelia, las diez y nueve casas que le dan origen datan de la época colonial y están dentro del catálogo de monumentos históricos.

Anteriormente tuvo el nombre de Callejón de la Bolsa, desplazado seguramente a causa de las parejas que en todo tiempo rinden homenaje a su amor, sentadas en dos pequeñas piletas o al pie de las camelinas rosas. Otras tantas prefieren celebrar al ritmo de música suave en alguno de los establecimientos que para el caso existen. El ambiente romántico de esa estrechez urbana se traduce en los fragmentos de un romance escrito por el poeta Lucas Ortiz. 

Acueducto 

De estilo barroco, consta de 253 arcos. Su construcción fue ordenada por el Obispo Fray Antonio de San Miguel en 1785. 

Catedral 

Majestuoso edificio de cantera rosa, estilo barroco tablerado. Su construcción se inició en 1660 y concluyó en 1744. Entre los tesoros que guarda están el Manifestador (estilo barroco) y la Pila Bautismal (estilo neoclásico), ambos elaborados en plata durante el siglo XVIII; el Órgano Monumental de principios del siglo XX, que consta de 4,600 flautas o voces y la imagen del Señor de la Sacristía, realizada con pasta de caña de maíz. Templo y 

Conservatorio de las Rosas 

De estilo barroco, el Templo de Santa Rosa y el edificio anexo donde funcionó el Colegio de Santa María, datan del siglo XVIII. 

Templo de los Agustinos 

Edificio del siglo XVI. Su fachada es de estilo plateresco tardío y su claustro de una asombrosa dignidad de influencia gótica. Se venera la imagen de la Virgen del Socorro. 

Templo y Ex-convento del Carmen 

Su construcción se inició en 1593. Es interesante el juego de sus tres cúpulas. La Iglesia y Convento de San Francisco (Casa de las Artesanías) de estilo plateresco, su construcción fue iniciada por los franciscanos en 1531. Es una de las primeras obras monumentales que se levantaron en la antigua Valladolid. 

Templo de las Monjas 

Edificio barroco construido entre 1729 y 1737, dedicado a Santa Catalina. Su disposición es típica de los conventos coloniales de monjas. Santuario de Guadalupe y Exconvento de San Diego 

Construcción de principios del siglo XVIII, de portada barroca. El interior del Templo tiene un hermoso y florido decorado que cubre bóvedas, muros y cúpula. 

Plaza Ocampo y Plaza de Armas o de los Mártires 

Hermosas plazas trazadas en 1541, ubicadas a los lados de la Catedral. Portales 

En el centro de la ciudad, frente a catedral, se aprecian estas construcciones de los siglos XVII, XVIII y XIX, mezclándose estilos arquitectónicos en una armoniosa unidad por medio de los arcos. Es un lugar ideal para disfrutar de un buen café en el portal Hidalgo. 

Plaza Villalongín 

Bello jardín que nos recuerda la vida tranquila de épocas coloniales. Fuente de las Tarascas 

Representa a 3 mujeres indígenas que sostienen una batea llena de frutos de la región. 

Calzada Fray Antonio de San Miguel 

Insólita obra peatonal del siglo XVIII, que el caminante recorre bajo la sombra de los antiguos fresnos. Ahí se pueden admirar las casas de verano de los siglos XVIII y XIX. 

Parque Zoológico Benito Juárez 

Es de primer orden por la variedad de especies (440) y número de especímenes (3,800). Además el parque cuenta con lago artificial y servicio de restaurante.

Planetario 

Dispone de modernas instalaciones con salas de proyección, de exposiciones y de conferencias. 

Orquidario 

Cuenta con diferentes orquídeas de todo el mundo. En el centro del invernadero se admira una fuente de planta poligonal con el vertedero en forma de orquídea.