gastronomia



Dada la diversidad de los grupos étnicos que en los últimos años ha recibido la ciudad, debido a la inmigración desde las regiones de tierra caliente y de las comunidades indígenas, se ha generado una diversidad gastronómica que ofrece una variedad de platillos regionales. 

De las comunidades indígenas existen las corundas, el churipo (Un cocido de carne de res elaborado con especias regionales y verduras como el repollo); la barbacoa de borrego; las famosas carnitas de cerdo; las quesadillas (tortilla con queso) de flor de calabaza; los tamales de harina; el atole de leche, de changunga, de zarzamora, negro (Cáscara de cacao), de tamarindo, piña, de guayaba y el atole de grano; los buñuelos; el chocolate de metate; los uchepos; los camotes; los plátanos cocidos; las enchiladas michoacanas; los huevos a la michoacana; entre otros tantos platillos exquisitos. 

La cocina tradicional michoacana cuenta ya con la Declaratoria como PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL DE LA HUMANIDAD por parte de la UNESCO, naciendo esta iniciativa de las Muestras de Comida Purépecha que se llevan a cabo durante el Tianguis Artesanal de “Domingo de Ramos”.