historia



En la época prehispánica, - aproximadamente por el año 800 a. C-, aquí se asentaron diversos grupos étnicos de ascendencia náhualt. Tribus establecidas en el territorio que, conquistado posteriormente por los purépecha, y anexado al Señorío Tarasco, les  tributaron a partir del siglo XV, maíz, cacao, chile, sandía, vasijas de barro, mantas de algodón y “calabazas pintadas que se llamaban xícaras”. 

Siglos más tarde, Apatzingán llegaría a ser una ciudad típica de la Tierra Caliente michoacana, de gran trascendencia histórica porque en una de sus casas, ahora convertida en museo, el insurgente Don José María Morelos, promulgó la primera Constitución Política de “para la libertad de la América Mexicana” el 22 de Octubre de 1814, durante la Guerra de Independencia.

La Casa de la Constitución es un relevante sitio histórico reconstruido en estilo neocolonial en 1952, que se ubica al este de la plaza principal de la localidad, en sus salas de exposición se exhiben documentos originales relacionados con los independentistas, y un cuadro de gran formato que ilustra el momento  histórico en que fue firmada la mencionada Constitución por el héroe Morelos y los diputados del Supremo Congreso Mexicano.